Dispositivos pasivos

Los dispositivos pasivos son los componentes principales de los circuitos electrónicos y sin ellos estos circuitos no funcionarían o se volverían inestables.

Entonces, ¿qué son los dispositivos pasivos? Los dispositivos o componentes pasivos no generan energía, pero pueden almacenarla o disiparla. Los dispositivos pasivos son los principales componentes utilizados en la electrónica, como resistencias, inductores, condensadores y transformadores, que en conjunto son necesarios para construir cualquier circuito eléctrico o electrónico.

Como su nombre lo indica, los componentes pasivos son componentes eléctricos que no requieren ninguna forma de energía eléctrica para funcionar, a diferencia de los "dispositivos activos", como transistores, amplificadores operacionales y circuitos integrados que requieren alimentación de alguna manera para que funcionen.

Al ser pasivos, los dispositivos pasivos no proporcionan ganancia, amplificación o direccionalidad a un circuito, sino que proporcionan atenuación, ya que siempre tienen una ganancia menor a uno, la unidad. Por lo tanto, los dispositivos pasivos no pueden generar, oscilar o amplificar una señal eléctrica.

Los dispositivos pasivos se pueden usar individualmente o conectados juntos dentro de un circuito, ya sea en serie o en una combinación paralela para controlar circuitos o señales complejas, producir un cambio de fase a la señal o proporcionar algún tipo de retroalimentación pero no pueden multiplicar una señal por más de uno porque no tienen ganancia de poder.

De hecho, los dispositivos pasivos consumen energía dentro de un circuito eléctrico o electrónico ya que actúan como atenuadores a diferencia de los elementos activos que generan o proporcionan potencia a un circuito.

Los valores de los componentes de los dispositivos pasivos, como la resistencia en ohmios o la capacitancia en faradios, siempre tienen un valor positivo (es decir,> 0) y nunca son negativos, aunque algunos componentes pueden tener un coeficiente negativo.

Los dispositivos pasivos son componentes bidireccionales, es decir que se pueden conectar de cualquier manera dentro de un circuito a menos que tengan una marca de polaridad específica, como condensadores electrolíticos. La polaridad de la tensión a través de ellos está determinada por el flujo de corriente convencional desde el terminal positivo al negativo. Tanto en la teoría de circuitos eléctricos como en el análisis de circuitos, los dispositivos pasivos se denominan generalmente elementos eléctricos.